¿Qué sábanas usamos en primavera?

Vivimos en un país muy cálido, y según en que zonas, dormir fresco es fundamental para descansar correctamente, por lo que el material del tejido de nuestra ropa de cama juega un papel importantísimo.

Las fibras naturales, como el algodón y la seda, son una vez más la mejor opción al facilitar la transpiración. Como es lógico, no recomendaríamos para esta época sábanas de franela, lana u otros materiales cálidos que a lo único que nos ayudarán es a sudar.

 

Sábanas de algodón

Son las más demandadas. Facilitan enormemente la transpiración, son muy económicas y duraderas. Además, las sábanas de algodón se adaptan perfectamente a nuestra temperatura corporal. Su única “pega” es que este tipo de sábanas requieren siempre ser planchadas tras su lavado.

Sábanas de seda. Posiblemente las mejores. Regulan la temperatura a la perfección, manteniéndose calientes en invierno, al concentrar el calor, y frescas en verano al disiparlo. La seda es un material muy suave que no absorbe la humedad y que es además hipoalergénico. Su único pero importante defecto es que su precio suele ser muy elevado.

Sábanas de satén. Transmiten la misma sensación lujosa que la seda, al ser su tejido suave y brillante por un lado, y mate por el otro, pero son más baratas.

Sábanas de lino. Son unas de las más antiguas que existen.  El lino, que es una planta, confiere a este tipo de sábanas fuerza, resistencia y flexibilidad, aunque no tanta como las sábanas de algodón. Una de sus ventajas es que absorben la humedad con relativa facilidad.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com