Secretos para tener la cama perfecta

No sé si a ti te pasa lo mismo, pero haga lo que haga con mi cama, le ponga lo que le ponga, nunca se va a ver como las de las revistas. De modo que ni era lo que buscaba, pero si nos ponemos a pensar, nos damos cuenta de que pasamos, al menos, 1/3 de nuestro día en la cama y ¡qué importante es descansar, sin dudas! Por eso, hice una búsqueda para saber cómo lograr tener la cama perfecta y descubrí algunos secretos que, si quieres saber, te los puedo contar. ¿Te quedas a conocerlos?

Almohadas
¿Qué es lo más importante? Encontrar la almohada perfecta. Sí, ya sé, no te cuento nada nuevo con esto, pero lo que sí no sabías es cuáles son las almohadas correctas. ¡Ahora sí! ¿Recuerdas aquella almohada chata y usada que te llevabas a todas partes cuando niña? Bueno, esa misma necesitas. Y lo mejor que puedes hacer es invertir, para complementar, en una almohada de pluma de ganso para poner debajo. ¡Pruébala y luego me cuentas, verás que no lo podrás creer!

Además, las almohadas de ganso harán que tu cama luzca rellena y redondeada y te darán ganas de tirarte todo el día, te lo aseguro. Y, lo mejor de todo, si te gustan las almohadas altas o las chatas, las de ganso siempre se adaptan.

Ver más: Cómo saber cuándo reemplazar la almohada

Sábanas
¿De qué material son tus sábanas y fundas? Seguramente de algodón, ¿no? Bueno, lo mejor es comprar sábanas de lino, sentirás la diferencia; es que el lino no solo es suave y confortable, sino que se ve hermoso aunque la cama esté deshecha.

 

Este consejo para tener la cama perfecta sí que te sorprenderá. ¿Eres de las que usan sábanas inferiores con elástico? Lo siento, pero tendrás que decirles adiós. Mira, si te pones a pensar, estas sábanas no son nada buenas, vienen siempre de un mismo tamaño y los colchones vienen en varios tamaños y, generalmente, la sábana o no encaja o se corre a mitad de la noche. ¡Basta! Toma una sábana normal y arrópala alrededor del colchón; si tienes miedo que se te corra, compra un tamaño más grande para asegurarla bien.

Otro dato interesante: No necesitas una sábana superior, sino que simplemente necesitas un edredón, preferentemente de lino, que actúe como sábana. Es que si te pones a pensar, la única función de la sábana superior, si tienes un edredón, es enredarse entre tus piernas mientras duermes.

Te interesará: 5 secretos para elegir las sábanas más adecuadas para tu cama

Trucos
Para hacer que tu cama luzca como ninguna, no te pueden faltar estos trucos para tener la cama perfecta. ¿Cuáles son? Bueno, en primer lugar, tienes que comprar el tamaño correcto de edredón, solo tienes que medir tu cama y comprar uno que sea de 5 a 8 centímetros más grande de cada lado; y, por último, puedes conseguir unos soportes antideslizantes para colocarle a las patas de la cama y evitar los movimientos. ¿Lo habías pensado alguna vez?

WP2FB Auto Publish Powered By : XYZScripts.com