Toallas siempre como nuevas

Resultado de imagen para toallas

Si hay algo que me encanta de las toallas nuevas es que están suaves y bien mullidas, pero lo cierto es que con un a par de usos pierden esas suavidad, y comienzan a estropearse. Y ni hablar de la cantidad de pelusa que pierden en los primeros usos. Para evitar estos molestos problemas puedes utilizar unos sencillos trucos que dejarán tus toallas como nuevas sin importar el tiempo.Si recién te has comprado las toallas, es preferible “sellarlas” para que no pierdan esa pelusa espantosa, que se te pega al cuerpo cuando te secas con ellas. Para eso debes ponerlas en remojo con agua fría, un puñado de sal y un chorro de vinagre antes de estrenarlas.

Dejalas en remojo por una hora aproximadamente y luego lavalas como de costumbre. Esto no solo evitará que no larguen pelusa, sino que además, la sal actuará como fijador y el color de tus toallas se mantendrá intacto por mucho más tiempo.

Por otro lado, si ya les ha dado algunos usos a las toallas y quieres dejarlas bien suaves como cuando eran nuevas, lo que tienes que hacer es agregar un poquito de bicarbonato al agua cuando las vayas a enjuagar. Esto hará que se mantenga la suavidad original, y así no perderán lo esponjoso.

Deja tus toallas como nuevas con estos sencillos trucos caseros.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com